Datos personales

Mi foto
Montevideo, Uruguay
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

jueves, 28 de octubre de 2010

SIRENA




En la estrechez del mundo de mis ojos, de par en par abiertos y sin freno, vislumbro que el gigante de los cielos regala su calor sobre mi cuerpo. Yo bailo al son de un loco pensamiento y hago girar mi cuerpo y mis cabellos y a veces pego un salto y me deslizo en el contorno azul de algún recuerdo. Yo canto una canción, la tarareo, más que cantarla yo, sólo la pienso, es una invitación sin argumento, un leve gorgotear, es un lamento.-

Pero cuando la noche me seduce con ramos de coral y madreperla,
emerjo entre las nubes de tinieblas para asirme a la roca plañidera.
Allí quedé dormida entre sollozos rogándole a Neptuno que me diera,
la libertad de andar sobre la tierra y caminar con él por vez primera.
Pero el amanecer llegó a su antojo incendiando el delirio de mis sueños
y se metió en mis ojos como llamas irisando la mitad de mi cuerpo.-

Y vuelvo a sumergirme en lo profundo del abismo rosado de la aurora, vuelvo a bailar, a girar y en un segundo, yo vuelvo a sentirme seductora, con la extraña ilusión que allá, en la arena, él logre adivinar mis pensamientos. Entre las algas rotas o en el viento, guiada por el vuelo de gaviotas, le enviaré mi canto hecho poema, murmuraré en la brisa todo el tiempo y susurraré en su oído dulcemente, mi más cálido canto de sirena.-

viernes, 15 de octubre de 2010

LO SALVAJE




Tiene lo salvaje, algo de selva y silencio.-
Algo de un miedo curioso por aprenderse lo nuevo.- Tiene fuerza, garras, pelo, alma de indio y de bueno, manantiales, hojas secas, tiene duendes, tiene infierno.-
Lo salvaje me aproxima al más frágil sentimiento, primitivo, iracundo, reservado y con misterios.-
Tiene plumas de colores, espinas de abrojos secos, tiene el gruñir de los pumas y el aullido de los perros.-
Lo salvaje está en mis brazos, enredado entre mi cuerpo, en mi casta, en mi linaje, en el color de mi pelo, que al igual que el de mis ojos son salvajemente negros.-

martes, 5 de octubre de 2010

EL ARCO




Elegí la roca más lisa y brillante para sentarme frente al mar.-
Desde allí mi pie rozaba la arena templada formando un semicírculo perfecto.- Una y otra vez mis dedos recorrían esa forma hasta que al final, una pequeña y miserable ola la borraba.-
Qué fácil desde mi altura insistir en ese arco sin flechas, sin cuerdas, sin iris, sin triunfos.-