Datos personales

Mi foto
Montevideo, Uruguay
Escribo desde siempre. Sin pretensiones intelectuales, ni locas vanidades de reconocimiento. Alentada por la persona que más amé en el mundo, a quien agradezco y humildemente dedico este blog... a mi madre.-

miércoles, 25 de junio de 2014

SUEÑO DE UNA NOCHE



Se cierra la puerta, se apaga la luz, la noche persiste con roce de sábanas.
Entre los compases roncos de la almohada, el ojo se amolda para ver la luna, cortada en pedazos, entre la persiana.
Rara es la penumbra que eclipsa rincones, que baila en mi pieza y me asusta a morir,
vestida de negro con sus brazos grises, me acuna siniestra y me hace dormir.
Y al cruzar los mundos etéreos del sueño no existen los miedos, las sombras ni el tiempo.
Nada es imposible, toda fantasía se vuelve real; el mundo de ideas se hace verdadero,
concreto y tangible, sublime y genial.
Yo me desconozco sin cuerpo y sin penas, soy toda alegría, se respira paz. Como mis sentidos ya no son los mismos, la propia materia ya no existe más.
De a poco comprendo que hay otra energía que lo inunda todo y es parte de mí, realidad del aire, de eterna sonrisa, de espíritu libre, esto es ser feliz.
La causa y efecto no tienen sentido, la sustancia y forma dejó de existir, nada se parece a lo que hemos sido, de este mundo nuevo no me quiero ir.
Floto entre las nubes cerca de la luna, una brisa leve me hace sonreír, dejo que el espacio azul me rodee con duendes del cielo volando hacia mí.
Se abre una puerta, se encienda la luz, amanece un día rosado de aurora.
No recuerdo ahora cuál ha sido el sueño pero estoy segura que cuando despierto tengo una alegría que inunda a mi alma, siento mucha calma y ganas de vivir.

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario